Ninoska Medel: joven y valiente directora de orquesta

Ninoska Medel es una directora de orquesta chilena muy solicitada estos últimos días. Tiene una agenda estrecha, ya que sus actividades musicales y activistas la tienen trabajando de forma constante, y con mucha pasión. Hace solo un tiempo atrás, hizo su debut profesional como directora orquestal frente a la Orquesta Sinfónica de Antofagasta, donde el repertorio musical escrito por mujeres, se tomó el concierto. Y era evidente que sería así, ya que esta directora se encuentra totalmente ligada al movimiento feminista musical chileno, de tal manera que incluso fundó y actualmente dirije la Orquesta de Mujeres de Chile. 

Ninoska y yo somos muy buenas amigas y he visto de cerca su proceso de crecimiento profesional y de activismo feminista. Hace poco recibimos las malas noticias desde Afganistán, donde supimos acerca de la vulnerabilidad de derechos de nuestras colegas músicas, ya que desde que el país fue ocupado por los Talibanes, los derechos de las mujeres se ven profundamente afectados. Por supuesto, Ninoska y la Orquesta de Mujeres decidieron tomar cartas en el asunto y pedir distintas ayudas a ministerios y agrupaciones internacionales

Hoy tomo la decisión de entrevistarla, ya que me parece totalmente un acierto mostrar su trabajo al mundo, y así poder inspirar a un montón de jóvenes talentos a perseguir sus sueños artísticos y también, poner en alto el intenso y comprometido trabajo de esta joven directora. A pesar de su ajetreado día, Ninoska decidió aceptar mi entrevista, y de esta manera, podemos comenzar a conocer un poquito más de esta verdadera guerrera musical. 

Ninoska, primero que nada, quiero felicitarte por tu Premio Mujeres Bacanas. ¿Cómo te has sentido con este reciente premio obtenido? 

Fue una situación totalmente inesperada y bonita, lo cual me tiene muy contenta porque fui nominada por mujeres de otras áreas que no son la música. Estoy super agradecida de este premio y de ser considerada entre las mujeres sub30 chilenas que están cambiando al mundo. Un honor.

Estamos comenzando a salir de nuestras casas, y tenemos la posibilidad de realizar algunos eventos artísticos. 

¿De qué forma afectó la pandemia tus actividades musicales? 

Me afectó mucho la imposibilidad de hacer actividades presenciales. Yo tenía programados conciertos, clases, audiciones, viajes… Todo eso quedó en pausa y espero retomarlo ahora que se acaban las cuarentenas a nivel global. 

Tú diriges la Orquesta y Coro de Mujeres de Chile, cuéntame ¿cómo surge la idea de crear este proyecto? 

Era algo que tenía ganas de hacer hace muchos años, con objetivo de protesta y en formato único para estrenar obras de compositoras, pero no se dio la oportunidad de concretarlo hasta la ola feminista universitaria del 2018. Ahí aproveché la ocasión para formar ambos elencos y acompañar la movilización, cosa que se repitió en el 1er encuentro plurinacional de mujeres que luchan del mismo año. Si bien tocamos música hecha por compositoras, también hacemos otro repertorio que incluya temática de género. Previo a ese segundo concierto y en adelante se formó un equipo de trabajo con el cual seguimos haciendo actividades y hoy somos la Fundación Orquestas de Mujeres de Chile, con proyección de trabajar con más elencos y hacer presencia en regiones, además de ser un espacio de práctica para todas las áreas que hacen funcionar a una orquesta: dirección, interpretación musical, solistas, formación, gestión cultural e ingeniería en sonido. 

Hace algún tiempo estás realizando gestiones para ayudar a la Orquesta Zohra y poder entregarles asilo político, ¿qué noticias y respuestas has recibido por tu petitorio? 

Esto ha sido una movilización a nivel mundial, en la cual nosotras aportamos nuestro grano de arena haciendo ruido y solicitando asilo político para las mujeres y niñas del Instituto Nacional de Música de Afganistán ANIM, por lo que nos contactamos con autoridades gubernamentales y de la ONU. Por parte del gobierno recibimos como respuesta que no hay posibilidad de enviar un avión ni de dar asilo a quienes no tengan un lugar dónde llegar en Chile, además de sus documentos y que logren por cuenta propia salir de Afganistán. Ante esta respuesta volvimos a escribir a la ONU, a la Alta Comisionada de DDHH Michelle Bachelet, y le enviamos toda la información de las niñas, para evaluar la posibilidad de rescatarlas y enviarlas a otros países. Esto ha avanzado bien hasta el momento, nos informaron que Zohra ya está en Portugal junto a algunas personas ligadas a ANIM, pero aún falta rescatar a otras niñas y mujeres vinculadas al instituto de música, por lo que seguiremos insistiendo. 

¿Cuál ha sido tu mayor motivación para convertirte en Directora de Orquesta, siendo que este rubro en especial, es un área dominada por hombres? 

Si bien me encanta trabajar con gente y toda la parte intelectual que tiene la dirección orquestal, una de las cosas que me determinó fue la dificultad que conlleva hacer carrera con todo en contra, donde pareciera no haber espacio para mujeres, latinas, sin apellido compuesto o provenientes de la alta sociedad. Me pareció una situación aberrante y que corresponde cambiar, al igual que todas las áreas donde suceda lo mismo. 

¿Cómo ves el panorama cultural del país y que aportarías al rubro para visibilizar el trabajo musical femenino? 

Estamos frente a un panorama complejo, donde los elencos estables no son suficientes para la cantidad de artistas competentes para esos puestos, y la realidad de los artistas freelance está supeditada a concursos por fondos miserables en los que hay que competir contra colegas que también tienen muy buenas ideas y proyectos, donde finalmente se aprueban muy pocos y ganarlos no son garantía de tener estabilidad económica, por lo general son honorarios bajos por trabajos largos de mucho desgaste que equivalen al sueldo de un mes de un profesional de otra área. 

Para qué hablar de la cantidad de fondos ganados por mujeres versus los postulantes varones… Hace poco se estableció una cuota de participación por género, pero aún así no es suficiente. 

Y en este punto, creo que quienes queremos aportar en la visibilización del trabajo femenino tenemos que partir por darle a las mujeres el espacio que les corresponde. Si se forma un nuevo elenco hay que considerar cuota, equidad o un número mínimo de participantes mujeres, en la programación musical se debe colocar obras de compositoras, invitar a solistas mujeres o académicas que hagan clases maestras, y así habrá que hacerlo hasta que se haga costumbre, hasta que esto no sea tema. 

No puedo despedirme sin antes pedirte que nos recomiendes 3 obras musicales imperdibles de oír, escritas por mujeres. 

Recomiendo totalmente el disco completo de Valeria Valle “Mujer, por qué lloras”, disponible en youtube y spotify, “Orion” de Kaija Saariaho y la ópera “The wreckers” de Ethel Smyth.

Valeria Valle “Mujer, por qué lloras

Orion” de Kaija Saariaho

“The wreckers” de Ethel Smyth

Publicado en CulturaEtiquetado , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.